Tomás Guevara, candidato constituyente: «siempre he creído en este proceso y creo que las nuevas generaciones debemos ser parte de él»

Abogado, candidato independiente a la constituyente, en cupo de Renovación Nacional (RN), por el distrito 8 e hijo del actual Intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara; nos cuenta de cómo llegó a esta candidatura, de su trabajo territorial en Estación Central y cómo ve la próxima Convención Constituyente.

¿Cómo se levanta tu candidatura y cuál es tu relación con el distrito? 

Hace unos ocho años atrás, con un grupo de amigos desarrollamos un proyecto social en las villas Patricio Mekis y Pedro Aguirre Cerda de Estación Central. Hicimos actividades recreativas con niños y adultos de la zona. Esa labor se fue transformando en lo que hoy es Sembrar Futuro, una fundación que apoya a NNA del Sename, ofreciendo proyectos educativos y otorgando un acompañamiento a quienes dejen de la residencia. 

En el ámbito profesional he trabajado en la Corporación de Asistencia Judicial y hoy soy parte del Staff voluntario de la Fundación Juntos Más de Maipú, que apoya a personas con Síndrome de Apert y otras capacidades diferentes. A partir de esas experiencias es que nace mi compromiso con el distrito. Además, tengo la convicción de que en este proceso necesitamos una nueva mirada para poner en el centro de la discusión a los niños del Sename, a los adultos mayores y a las personas con capacidades diferentes. 

Yo siempre he creído en este proceso y creo que las nuevas generaciones debemos ser parte de él. 

¿Cómo desarrollas tu campaña con las restricciones sanitarias y si te afecta el cambio de fecha de la elección?

La campaña con restricciones sanitarias ha sido súper distinta y por lo tanto se ha convertido en un desafío complejo. La hemos enfocado en redes sociales, en lives o zoom y en instancias de ese tipo porque el trabajo territorial se ha puesto cuestas arriba. Sin embargo, hemos tratado de generar la mayor cantidad de conversatorios y cabildos ciudadanos, ya sea de forma presencial o virtual para poder estar presente. Nosotros somos convencidos de que los proyectos de la nueva Constitución se deben generar en el territorio. Se ha hecho más difícil, pero seguimos tratando de tener esa reciprocidad con el territorio. 

Las fechas si afectan, pero la prioridad en este momento es respetar la pandemia y hay que saber reinventarse. Esta pandemia nos ha obligado a todos a volver a levantarnos, así que en eso estamos.

Se acusó dentro de RN que tu candidatura se levanta por sobre los líderes territoriales del partido y respondía a un acto de nepotismo. ¿Cómo respondes a esos cuestionamientos? 

Yo creo que en todos los partidos políticos hay luchas de poder interno y surgen quienes quieren liderar las distintas orgánicas, se realizan acusaciones y se generan algunas discusiones. Creo que no son temas que se deben divulgar en la prensa, pero yo soy un agradecido de que este partido me haya dado un espacio para poder participar. Yo soy independiente, pero estoy yendo dentro de un cupo de RN y agradezco que así haya sido. 

Esto es mucho más que una selección a dedo, como se puede creer. Es darnos la oportunidad para que el trabajo territorial que se viene haciendo desde hace tiempo pueda verse reflejado en una candidatura y en una representación de sus vecinos en la Constitución. 

Yo estoy trabajando territorialmente con todas las bases del partido en el distrito de manera transversal y creo que hay que mirar hacia adelante. Le agradezco al partido la oportunidad por el cupo y también por cómo hemos podido trabajar en conjunto y no se me ha discriminado por no ser militante. 

Finalmente, el día de las elecciones veremos si la ciudadanía estuvo de acuerdo con este proyecto que vinimos planteando o no.

Dentro de tu coalición, incluso dentro de RN, había distintas posturas ante el plebiscito de octubre del año pasado. ¿Cómo ves que se daría las correlaciones de fuerza a la hora de votar los artículos dentro de la convención constitucional?

Bueno, sin duda, en la lista de Vamos por Chile, la mayoría de los candidatos, si no me equivoco todos menos yo, votaron por el rechazo. Yo voté por el apruebo. Eso no hace más que confirmar las distintas opiniones que hay en nuestro país y lo que es el centro y la centro derecha. 

Yo sin duda, quiero representar a esas personas que creen que hay que hacer cambios importantes. Pero esos cambios importantes tienen que hacerse por la vía institucional, respetando la libertad de las personas, fomentando el entendimiento, protegiendo los grupos intermedios y por sobre todo, en un país seguro. 

Creo que afortunadamente, en esta convención ningún grupo político va a tener la capacidad para pasar por encima del otro, se requerirán grandes acuerdos y yo creo que eso es una virtud y no un defecto. Lo que necesitamos es precisamente eso, que la nueva Constitución represente a la mayor cantidad de chilenos posibles y para eso es fundamental que las distintas fuerzas políticas se pongan de acuerdo. Lo veo como un atributo y yo seré precisamente un puente para que las personas que votaron por una opción puedan sentarse en la mesa con quienes votaron por otra opción. 

Más que un apruebo o un rechazo lo que se debe priorizar son las urgentes necesidades de los chilenos y las transformaciones sociales en las que tenemos que avanzar para tener un país, en definitiva, más justo. 

¿Qué mensaje le das a los electores del distrito 8?

Los invito a informarse y a participar de este proceso. Creo que es fundamental que la ciudadanía participe. Nosotros los candidatos los necesitamos, pues la Constitución y el Chile del futuro no se trata de 155 personas redactando la nueva carta, sino de que esto lo construyamos entre todos los chilenos y por lo tanto, tenemos que crear los mecanismos de participación ciudadana para que ellos estén activamente siendo parte de este proceso. 

Para eso no solo los constituyentes tenemos que tener la voluntad de generar estas instancias, sino que la ciudadanía también debe tener el interés de participar. Aquí tienen una alternativa joven que se la quiere jugar por las personas con capacidades diferentes, el adulto mayor y la infancia del Sename, para ponerlos en el centro de la discusión y para que en definitiva, podamos vivir en un país sin miedo, donde la policía haga la pega, donde los presos trabajen y donde los delincuentes sean quienes están detrás de las rejas y no los chilenos de bien que hoy viven encerrados en sus casas y pasajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.