TPP11 vuelve a la escena apoyado por personeros de gobierno que alguna vez fueron oposición

Pedro Lazo, Militante fundador del Partido Ecologista Verde

Inauditamente sube a la palestra nuevamente el cuestionado Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico conocido como TPP11, motivo de anteriores movilizaciones medioambientales por ser una amenaza para nuestra soberanía alimentaria, ya que permite a compañías transnacionales poder patentar y alterar genéticamente las semillas endémicas, afectando drásticamente el medio ambiente y el patrimonio natural de nuestro país.

En este sentido, años atrás este tratado fue aprobado en el congreso con votos de la derecha, empujados por el empresariado y el gobierno de Sebastián Piñera, el 17 de Abril del 2019, no obstante la presión ciudadana y el empuje de las fuerzas políticas de oposición de “ese entonces” generó un alto rechazo, siendo el tratado aprobado con la mayor oposición de la historia de Chile.

Principalmente por el emergente conglomerado político del frente amplio y otros partidos de la concertación, con una defensa sólida, cómo fue comunicado en ese tiempo por las respectivas autoridades y entre ella el actual presidente.

Desde su inicio, el bloque de izquierda se opuso rotundamente a aprobar el TPP11. El diputado Gabriel Boric (MA) declaró el martes que el FA “jamás” ha aprobado el TPP «ni en el Gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet ni en este Gobierno”. Y añadió: “Hemos estado permanentemente vinculados a las asociaciones medioambientales y vinculadas a la ciencia que se han opuesto a este tratado». (Fuente Eldesconcierto.cl 18 de Abril 2019).

Hoy día el TPP11 vuelve el ataque pero esta vez, desde la vereda que alguna vez lo enfrentó, ya que en estos días, el gobierno del  mismo presidente Gabriel Boric Font, ha planteado poder “destrabar el conflicto” mediante la reflexión ante una inminente crisis inflacionaria, según lo explica el jefe de billetera fiscal don Mario Marcel, esculpiendo de esta manera, la próxima reforma tributaria para afrontar la crisis.

Sin embargo, lo que esconde este tratado transpacífico es sacado de los libros de ciencia ficción, indicando que cualquier compañía transnacional podrá demandar al estado al ver en detrimento su inversión, llevándolo a tribunales de fantasía, lo cual abre una caja de pandora, respecto a la soberanía nacional y la seguridad de los sectores más pobres.

 En este contexto la activista ecológica Patricia Dedos Verdes, ha luchado incansablemente contra el TPP11 ante la amenaza por privatizar el cultivo de semillas, ya que empresas podrían coartar semillas endémicas y la propia herencia genético-alimentaria que existe en nuestra tierra. Los derechos digitales también se verían afectados, cómo también los de propiedad intelectual, además de amenazar los derechos indigenistas y al medio ambiente.

Lo cierto es que la incertidumbre legal y la presión política de un polo que anteriormente estuvo en contra, sorprende en la capacidad como los oligopolios penetran en la democracia del estado, generando un detrimento para algunas personas, pero para otras un aumento de sus ganancias, ya que este tratado incrementa la inversión en el país, pero la pregunta es ¿a costa de que?

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.