Guerra del agua en Cerrillos: Google enfrenta arremetida legal por megaproyecto de data center

Según el municipio de Cerrillos, el proyecto de data center de Google Chile adolece de una serie de falencias en su tramitación ambiental. En su reclamación ante el Segundo Tribunal Ambiental advirtió que “la conservación del acuífero Santiago Central está comprometida y el proyecto solo contribuye a su sobreexplotación”. Por su parte, la estadounidense desestima las acusaciones, asegurando que todos sus proyectos de infraestructura en el mundo cuentan con sostenibilidad y un uso responsable del agua.

El pasado 11 de diciembre, la municipalidad de Cerrillos presentó una reclamación ante el Tribunal Ambiental de Santiago en contra de la resolución que dio luz verde al megaproyecto de data center que Google Chile pretende construir en la comuna con una inversión de US$200 millones.

Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos de la gigante estadounidense en nuestro país, pero que enfrenta una dura oposición debido al consumo de agua que requieren sus terminales para el sistema de enfriamiento. La iniciativa, que considera una vida útil de 25 años, pretende construirse en un sitio baldío en una superficie de 23 hectáreas ubicado en las comunas de Cerrillos y San Bernardo en las intersecciones de las avenidas Lo Espejo y Camino Lonquén (Ruta G-30).

Según la presentación efectuada por el municipio, el proyecto de Google Chile adolece de una serie de falencias en su evaluación ambiental. La empresa responde, a su vez, que “en el desarrollo de todos nuestros proyectos de infraestructura alrededor del mundo nos esforzamos por incorporar la sostenibilidad, y en el caso de nuestros centros de datos no es diferente”.

El documento presentado por Cerrillos detalla que se determinó equivocadamente el área de influencia del proyecto. La calificación ambiental se basó, en parte, en que los derechos de agua que detenta el titular estaban en uso antes de su adquisición, cuestión que es falsa. Asimismo, advirtió que “la conservación del acuífero Santiago Central está comprometida y el proyecto solo contribuye a su sobreexplotación”. Además, no se consideró el impacto del cambio climático ni el derecho humano al agua.

“El acuífero que se pretende explotar conforma uno de los principales embalses subterráneos del país, tanto por su extensión y volumen almacenado como por su situación geográfica, ya que se localiza bajo un gran centro de demanda para uso domestico, industrial y también agrícola”, señaló el municipio.

El consumo propuesto por el proyecto es 169 litros de agua por segundo e implica a diario 14.601.600 litros de agua. “Ese volumen equivale a extraer del sistema acuífero central de Santiago el agua necesaria para llenar una piscina olímpica cada cuatro horas, es decir, seis piscinas olímpicas cada día. De acuerdo a la información entregada en la Declaración de Impacto Ambiental, una parte del agua de descarte que alimente el sistema abierto de refrigeración se perderá por evaporación, mientras que la otra parte será descartada por el alcantarillado”, acotó el municipio representado por la ONG FIMA.

“La evaluación ambiental del proyecto, sobre la extracción de este significativo volumen de agua fue tan deficiente que no hizo en absoluto posible descartar que se producirá un efecto adverso significativo sobre el recurso hídrico de la ciudad. Es más, de acuerdo con los antecedentes que existe, solo se avizora un uso desproporcionado de aguas subterráneas que probablemente cause privación de acceso al agua de miles de familias, forzando al Estado a proveer de soluciones más costosas para satisfacer esta necesidad esencial de la población”, advirtió la presentación.

Fuente: La Tercera

120 comentarios

  1. Your article has answered the question I was wondering about! I would like to write a thesis on this subject, but I would like you to give your opinion once 😀 baccaratsite

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.